La empresa ha abierto un “programa” de bajas incentivadas este mes de marzo. El objetivo, claro, es deshacerse de personas que consideran “poco productivas” o “molestas”. Este “programa” coincide con la inminente llegada de entre 400 y 500 trabajadores/as procedentes de IBM a la plantilla de INSA. Parece que se trata de ir aligerando la plantilla de INSA continuando en la línea del “programa año sabático” del verano pasado.

El “programa” es bajo invitación, no ha sido publicado ni publicitado. Si estás en la lista de la empresa te enteras porque te llaman al despacho de algún director a darte la “buena nueva”. La oferta consiste en una rescisión de contrato de “mutuo acuerdo”, (por lo cual te quedas sin paro) y una cantidad en concepto de compensación en bruto sujeta a retención. Como no tenemos rrhh en Barcelona te derivan a Madrid para ampliar detalles. Los plazos que dan para decidir son muy cortos, a algún compañero le han dado un sólo día para aceptar o rechazar la propuesta.

Si bien creemos que este programa puede ser interesante para unas pocas personas con unas circunstancias personales concretas, criticamos lo siguiente:

– La falta de publicidad que impide que trabajadores/as que pudieran estar interesados/as se puedan apuntar.

– Las premuras con las que se comunica que impiden la meditación sosegada de la oferta y poder recibir un asesoramiento adecuado.

– La confección de la lista por parte de la empresa sin que se sepa qué criterios se siguen.

Relacionado con el último punto decir que, nuestro delegado está en la lista (no sabemos si negra o de qué color) y ha sido “invitado” a abandonar la empresa mediante baja incentivada. Seguramente este movimiento se deba a que nuestra actividad sindical molesta. Les molesta que defendamos los derechos de nuestros compañeros y compañeras y les molesta que denunciemos públicamente los atropellos que cometen. Pues bien, que no se crean que esto nos intimida, seguiremos en pie y molestando mucho tiempo.

despido-siguiente

Anuncios