Concentraciones readmisión Raül

Esta mañana se han realizado concentraciones y repartos ante las sedes de Insa en Ourense, Madrid y Sant Cugat (Barcelona) para exigir la readmisión de nuestro compañero despedido. Tras lograr ayer que la compañia le pagara lo que le debía de la prestación por enfermedad nuestro objetivo ahora es lograr la readmisión de Raül en su puesto de trabajo.

IMG_3243

IMG-20140819-WA0014

IMG-20140819-WA0007

IMG-20140819-WA0010

Éxito de la campaña de mails

Nos comunica Raül que le han hecho un ingreso urgente por la cantidad adeudada de la prestación por IT del mes de julio.

Damos las gracias a todo el mundo que ha participado en la campaña, pero esto no ha terminado todavía. Seguiremos luchando hasta conseguir la readmisión de Raül en su puesto de trabajo.

Os recordamos que mañana hay una concentración convocada ante la sede de Insa en Sant Cugat.

Qué: Concentración por la readmisión de Raül

Cuándo: Martes 19 de agosto a partir de las 7:40am

Dónde: Insa, c/ Jesús Serra Santamans, 4, de Sant Cugat del Vallés.

Campaña mails/faxes para el cobro de la prestación por IT de Raül

 

Asunto: Exigimos el cobro inmediato de la prestación de IT de Raül

 

Para:

 

Estimado/a Sr/a:

 

Exigimos que se la abone inmediatamente a nuestro compañero Raül la prestación por Incapacidad Temporal (IT) la cual, uds. mismos, han  reconocido que tiene derecho a percibir. Es inaceptable que jueguen de  esta manera con la vida de Raül, su mujer y sus cuatro hijos.

 

Encontramos  deplorable la actitud prepotente y chulesca que han tenido los  responsables de los departamentos de PRL y RRLL con las personas que se  han interesado por el impago de la prestación. Nos parece lamentable que  en vez de dar las explicaciones oportunas se limiten a ignorar las peticiones de estas personas. 

 

Por último, hacerles saber que estamos dispuestos a apoyar a Raül por los medios que sean necesarios mientras este conflicto continúe.

 

Firmado: ______

Basta de acoso y represión en Insa

Nuestro compañero Raül fue despedido por defender sus derechos el pasado 8 de julio en el Cenit de Insa en Ourense.
Harto de la actitud despótica de la dirección del Cenit y del acoso de su responsable directo Raül decidió organizarse con sus compañerxs y crear sección sindical de CGT. En cuanto tuvo conocimiento la “empresa”, lo despidió dejándolo en la calle con su mujer en el paro y cuatro hijos que mantener. La “empresa” alega fin de la obra pero no es más que una excusa ya que al día siguiente de despedir a Raül otra persona estaba ocupando su puesto.

El despido le causó a nuestro compañero un ataque de ansiedad del que se encuentra en tratamiento, como si no hubiera sido bastante con el acoso y la represión a la que le han sometido ahora la “empresa” le pone pegas y retrasa el pago de la prestación por enfermedad a la que tiene derecho.

Consideramos que su despido es un acto de represión por querer defender sus derechos y exigimos a Insa la inmediata readmisión de Raül en su puesto de trabajo.

Concentración por la readmisión de Raül

Cuando: Martes 19 de agosto a partir de las 7:40am

Dónde: Insa, c/ Jesús Serra Santamans, 4, de Sant Cugat del Vallés.

Hostigamiento a desasignados/as en Insa

Hemos sabido por compañeros del centro de Sant Cugat y de otros centros que la empresa está chantajeando a compañeros/as desasignados para que acepten rebajas de salario o se acojan al programa del “Año Sabático”. Resulta muy curioso que justo hayan sacado este programa al mismo tiempo que empezaban a hostigar a las compañeras y compañeros desasignados.

Recordad que no tenéis que aceptar ninguna propuesta si no os conviene. Cualquier modificación sustancial de las condiciones de trabajo os la deben comunicar por escrito 15 días antes de que tenga efecto. Estas modificaciones también se las deben comunicar a la representación legal de los trabajdores.

Si no estáis de acuerdo firmad el comunicado con la coletilla “Recibí No Conforme” e indicar la fecha y hora de la firma. A partir de ese momento tenéis un plazo de 20 días para reclamar judicialmente. En la demanda se podrá pedir la nulidad de la decisión empresarial y reclamar los daños y prejuicios causados.

En caso de no querer reclamar la nulidad de la las modificaciones, tenéis derecho a rescindir el contrato y percibir una indemnización de 20 días de salario por año con un máximo de nueve mensualidades.

Si tenéis dudas de como firmar el recibí leed este artículo.

Podéis poneros en contacto con nosotros a través de nuestro mail: cgtinsabcn@gmail.com

La cesión ilegal de trabajadores en las TIC

Etiquetas

cesion

¿Qué es la cesión ilegal de trabajadores?

Para entender qué es la cesión ilegal primero debemos entender qué es una contrata o subcontrata de obras o servicios legítima. Se podría decir que una contrata existe cuando un empresa acuerda con otra la realización de una obra o servicio que ella misma podría llevar a cabo pero que por las razones que sean considera más conveniente que las realice otra.

Existen ciertos límites legales, recogidos en el artículo 43 del Estatuto de los Trabajadores, que se introdujeron con el fin de que las contratas y subcontratas no se tradujeran en un mero tráfico de trabajadores y trabajadoras. El artículo dice que hay cesión ilegal cuando: “el objeto de los contratos de servicios entre las empresas se limite a una mera puesta a disposición de los trabajadores de la empresa cedente a la empresa cesionaria, o que la empresa cedente carezca de una actividad o de una organización propia y estable, o no cuente con los medios necesarios para el desarrollo de su actividad, o no ejerza las funciones inherentes a su condición de empresario.

En nuestro sector el supuesto que más nos interesa es el que se refiere a las “funciones inherentes a su condición de empresario” ya que es la vulneración que más sufrimos. Se entiende como ejercer las funciones inherentes que la empresa contratista (la que nos paga el sueldo) se encargue de la selección, organización y dirección del personal y que además asuma los riesgos propios del negocio.

Una regla que nos puede servir para saber si estamos en una situación de cesión ilegal es que mientras en una contrata legítima no existe una situación de triangulación en las relaciones laborales puesto que seguimos bajo la dependencia y control pleno de nuestra empresa, en la cesión ilegal sí se da esa triangulación, ya que aunque dependamos formalmente de nuestra empresa, en realidad estamos dependiendo de otra, que es la empresa cliente, o de ambas. Esto se traduce en que el cliente nos controla las vacaciones, dirige el trabajo que realizamos, los horarios que realizamos, etc. ya que nuestra empresa se desentiende de la dirección del proyecto.

Los siguientes son algunos indicios de cesión ilegal aunque no es necesario que se cumplan todos:

– La contratista (la que nos paga el sueldo) no hace gestión alguna salvo abonar los salarios.
– Que el trabajo siempre se haga en los locales y centros de trabajo de la empresa cliente.
– Que los trabajos se realicen, fundamentalmente, con medios y herramientas de la empresa cliente.
– Que la empresa cliente sea quien ejerce los poderes empresariales, por ejemplo sobre horarios, vacaciones, permisos, funciones o tareas.
– Que el mismo trabajo se realice indistintamente por trabajadores/as de la empresa contratista y por trabajadores/as de la empresa cliente.

¿Cómo nos afecta la cesión ilegal de trabajadores?

La externalización es el medio del que se valen las grandes empresas para reducir costes laborales. Nos tiene que quedar muy claro que esos costes laborales somos nosotros y nosotras. Las grandes empresas para las que solemos trabajar lo único que buscan es mano de obra barata a la que se pueda despedir fácilmente. Todo esto se lo proporcionan las consultoras que han hecho del mercadeo y tráfico de trabajadores y trabajadoras su negocio. Éste es el verdadero motivo por el que las llamamos “cárnicas” o “charcuteras” ya que lo suyo suele ser “body shopping” puro y duro y no una venta de servicios como lo presentan a la sociedad.

Al trabajar casi siempre en cliente las plantillas de las consultoras se fragmentan dificultando mucho la organización sindical lo que redunda en una mayor precarización del sector. Muchas veces ni siquiera es posible organizarse con los compañeros y compañeras de trabajo ya que es muy normal la situación en la que en un mismo departamento de la empresa cliente nos encontramos con personal de multitud de “cárnicas” diferentes.

La generalización de la externalización en el sector ha dado lugar a que cualquier comercial, director/a de RRHH, o similar monte su “cárnica” aprovechando sus contactos en anteriores empresas. Estas “cárnicas” de segunda generación no aportan nada al trabajador/a ni al cliente, solo son intermediarias parasitarias que viven de nuestro trabajo. Muchas veces las consultoras más grandes subcontratan estas “cárnicas” más pequeñas como un período de prueba encubierto, ya que si no les gustas para ellas es más fácil y barato despedirte. La situación es tan absurda que muchas “cárnicas” grandes y no tan grandes, cuyo único negocio proviene de la externalización de los servicios informáticos de grandes empresas, se dedican a su vez a externalizar parte de su plantilla para reducir al máximo el número de contratos indefinidos.

¿Qué se gana denunciando cesión ilegal?

Solo se puede denunciar la cesión ilegal mientras dure la relación laboral que implica la cesión ilegal. Si ganas la denuncia podrás optar entre continuar en tu empresa o entrar en la empresa cliente con la antigüedad correspondiente al inicio de la cesión, no desde que la denunciaste, y con las condiciones que correspondan a tu puesto de trabajo en el cliente en circunstancias ordinarias. En caso de no contar con un contrato indefinido, tienes derecho automático a ser considerado como trabajador/a con contrato indefinido.

Más infomación

Cesión ilegal de trabajadores. Qué puede hacer el trabajador

HP y 13 subcontratas informáticas sancionadas con 290000€ por cesión ilegal de trabajadores

Artículo 43 del Estatuto de los Trabajadores. Cesión de trabajadores

Artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores. Subcontratación de obras y servicios

 

 

La categoría laboral

Etiquetas

1402244607_954693_1402249856_noticia_normal

La categoría laboral determina los cometidos de los que es responsable la persona trabajadora así como su salario mínimo. Las categorías definidas en el el XVI Convenio de de empresas consultoras (y en los anteriores) están extremadamente anticuadas y son inadecuadas para las tareas actuales que se desarrollan en las empresas de consultoría y desarrollo de software a las que son de obligotaria aplicación este convenio por eso es frecuente que cada empresa defina categorías según su criterio.

Sin embargo sólo las categorías de convenio tienen sentido legalmente. Tu categoría laboral tiene que aparecer en la nómina obligatoriamente. En el convenio puedes comprobar cuales son las tareas que vienen asociada a esa categoría y el salario mínimo de convenio asociado a ella.

Probablemente si compruebas el convenio verás que realizas trabajos por encima de tu categoría; en CGI es muy frecuente encontrar programadores junior haciendo tareas de analista, por ejemplo. En principio no es ilegal que la empresa te asigne trabajos por encima de tu categoría, ni tampoco por debajo, pero si sería contrario a la legislación si no se respetan los siguientes criterios:

➢ Si nos obligan a realizar trabajos de categoría superior:

• Si la empresa lo considera necesario puedes realizar trabajos de categoría superior pero cobrando en nómina los conceptos de “salario base” y “plus convenio” de la categoría superior.

• La duración máxima de esta situación es de seis meses durante un año o de 8 meses durante dos años. Si no se cumplen estos periodos o te ascienden o te reintegran a tus tareas. El tiempo que trabajes en una categoría superior a la actual cuenta como antigüedad en esa categoría.

Excepción: si realizas trabajo de categoría superior de acuerdo con la empresa para prepararte para el puesto de categoría superior. Esto debería registrarse por escrito y entonces no aplicaría lo anterior.

➢ Si te obligan a realizar trabajos de categoría inferior

● La empresa puede hacerlo por motivos de necesidad urgente o imprevista pero sólo por el tiempo imprescindible y sin merma de los derechos y salario de tu categoría.

¿Cómo conseguir la categoría laboral que me corresponde?

Si realizas tareas superiores a tu categoría debes solicitar a la empresa la categoría correspondiente o que te asignen tareas adecuadas a tu categoría. Si la empresa no está de acuerdo sobre este tema el organismo responsable de determinar la categoría correcta es el juzgado de lo social, en el cual puedes presentar una demanda de clasificación profesional además de reclamar las cantidades económicas que deberías haber cobrado de un año para atrás. En la solicitud se debe incluir un informe de la representación de los trabajadores en la empresa (si la hubiera). Posteriormente el juzgado requerirá un informe a la Inspección Provincial de Trabajo. En muchos casos puede ser recomendable pedir primero el Informe a la Inspección.

El juzgado puede denegar la subida de categoría porque no queda probado que se realizase trabajo de categoría superior. Esto no no implica, por ejemplo, que la empresa puede mandarnos trabajo de analista funcional mientras somos juniors. Significa que no somos analistas funcionales y por tanto debemos negarnos a realizar esas funciones cuando se nos pida que las realicemos.

Artículo publicado originalmente en el nº 34 de marzo-abril de 2014 de “La Pastilla Roja”, publicación de la Sección Sindical de CGT en CGI.

Legislación aplicable

Artículos 18 y 19 del XVI Convenio de Consultoras

Artículo 137 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social.

Cómo firmar una carta de despido y otros “recibí” en la empresa

Etiquetas

En tu relación con la empresa pueden surgir varias situaciones en las se pide tu firma. Siempre es conveniente que actúes con cautela. Para que estas situaciones no conlleven consecuencias imprevistas queremos darte unas nociones básicas sobre cómo actuar.

De forma muy breve:

1. COPIA

Quédate con una copia de todo aquello que firmes. Exige que te entreguen una copia firmada por el representante de la empresa.

2. FECHA Y HORA

Si la fecha que viene en el documento no es correcta acompaña la firma de la fecha y la hora.

3. RECIBÍ NO CONFORME

Agrega a la firma las coletilla: “Recibí la presente comunicación. No conforme”

4. ASISTENCIA

Pide la asistencia de un representante de los trabajadores . Si la empresa no lo autoriza puedes añadir:

“Solicito la presencia de mi representante de los trabajadores y/o sindical. No se permite su asistencia. Se realiza la comunicación/acto sin su asistencia.”

“La empresa dice haber/no haber informado a los representantes de los trabajadores”.

5. PLAZO

Si lo que firmas supone alguna aceptación por tu parte, estúdialo con calma antes de firmar. Dispones como mínimo de varios días para firmar.

6. INFORMACIÓN

Consulta siempre con tus representantes sindicales. Estamos para ayudarte y asesorarte.

De forma más extensa

1. COPIA

Exige una copia para ti firmada por quien te la presenta y con el sello de la empresa.

2. FECHA Y HORA

Si la fecha que viene en el documento no es correcta acompaña la firma de la fecha y la hora.

3. RECIBÍ

La empresa tiene obligación legal de informar al trabajador de diferentes situaciones o eventos. Para acreditar esta comunicación se requiere la firma del trabajador. Emplea el texto “Recibí la presente comunicación. No Conforme.” para evitar comprometerte si no estás de acuerdo con algo de lo que te presentan.

Un ejemplo de este tipo de situaciones son los despidos, no renovaciones o rescisiones de contrato. Firma siempre con la coletilla “No Conforme” y consulta posteriormente con tu representante sindical ya que hay muchos casos en los que el despido es improcedente o nulo y se podría reclamar una mayor indemnización o incluso la readmisión.

4. ASISTENCIA

Tienes derecho a reclamar la asistencia de un representante de los trabajadores. No lo dudes, pídelo, más vale prevenir que lamentar.

Si estás afiliado a un sindicato tienes derecho a reclamar la asistencia de un representante del sindicato. Esto tiene varias ventajas y protecciones adicionales. Por ejemplo, es necesario dar trámite de audiencia/defensa previa al representante sindical. Una comunicación de despido es inválida si no se hace en su presencia. Aunque solo sea por estas cuestiones y por la gratuidad de la asesoría laboral, estar afiliado es muy interesante.

En caso de haber pedido la presencia de un representante de tu sindicato, si la empresa se niega, o no se hace por cualquier otro motivo, añade entonces el texto:

Solicito la presencia de mi representante de los trabajadores y/o sindical. No se permite su asistencia. Se realiza la comunicación/acto sin su asistencia.”

5. PLAZO

En los casos en que la comunicación tiene un carácter de aceptación, compromiso o aprobación por tu parte como (por ejemplo, un cambio de condiciones en el contrato) no tienes obligación firmarlo en el momento que te lo presentan. Toma el documento y asesórate con calma.

6. INFORMACIÓN

Solicita información a tus representantes sindicales. El asesoramiento es gratuito, incluso si no estás afiliado. Puedes escribirnos a cgtinsabcn@gmail.com para pedirnos asesoramiento.

7. PLAZOS EN DESPIDOS

Desde el momento de firmar la carta de despido ya no perteneces a la empresa y para cobrar el paro tienes 15 días hábiles para entregar el certificado de cotizaciones en el SEPE (antiguo INEM).

Si decides demandar a la empresa por disconformidad tienes 20 días hábiles para presentar la papeleta de conciliación y posterior demanda en los juzgados de lo social.

GISS – INSA – ALBA TECHNOLOGY ¿Impunidad penal del Ministerio de Trabajo?

Etiquetas

,

Sacábamos a la luz hace unos días la situación que vive un grupo de trabajadores subcontratados por la GISS y consentida por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Estos trabajadores  llevan casi tres meses sin cobrar y nadie les ha dado aún una solución digna, ni su empresa ALBA TECHNOLOGY (empresa a la que pertenecen y subcontratada por INSA), ni INSA (adjudicataria del servicio en la GISS), ni la propia GISS, dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Imagen

Después de publicar la noticia la semana pasada varios trabajadores de ALBA TECHNOLOGY subcontratados a la Administración Pública a través de empresas interpuestas nos comunicaron que se encuentran en una situación parecida. Solamente INDRA tiene subcontratados cerca de 75 trabajadores de Alba Technology, la mayoría trabajando en la Administración Publica y varios de ellos en la GISS, los cuales no han cobrado la nómina de marzo sin que ni Alba ni INDRA ni por descontado la GISS se haya dignado en ofrecerles alguna alternativa.

Pero volvamos al grupo de trabajadores subcontratados por INSA. Lejos de darles una solución, continúan presionándoles, siendo así que INSA ya ha comunicado a ALBA TECHNOLOGY que el 31 de mayo rescindirá el contrato que tiene con ella, quedando así estos trabajadores desvinculados de su puesto de trabajo en la GISS, siendo sustituidos por nuevo personal.

Asimismo, INSA ya ha comunicado también a la GISS que ese mismo día, 31 de mayo, será el último día de trabajo en la GISS para este grupo de trabajadores si no acceden a firmar un nuevo contrato con General Software, perdiendo derechos y condiciones laborales.

Ante estos comunicados, la GISS, a pesar de depender del Ministerio de Empleo (organismo se supone debería velar por los derechos de los trabajadores), parece acatarlo todo y permitir que estos trabajadores sigan sin cobrar y sean sustituidos por no acceder a firmar este precario contrato y mantenerse firmes en su postura de ser subrogados por INSA con la totalidad de derechos y condiciones.

De momento, tanto la GISS, como INSA y ALBA TECHNOLOGY, ya han sido demandadas por  Cesión Ilegal de Trabajadores.

Esta costumbre viene de lejos, ya el 27/10/2010 (BOE 18/01/2011) la Comisión Mixta de las Cortes Generales para las relaciones con el Tribunal de Cuentas advirtió a todas las Administraciones sobre la práctica reiterada de contratar personal laboral que incurría en el ilícito laboral y penal de Cesión Ilegal de Trabajadores.

Esta práctica delictiva es especialmente significativa en el Ministerio que todavía continúa presidiendo Fátima Báñez (Ministerio de Empleo), en el que el Organismo dependiente de éste, la Gerencia Informática de la Seguridad Social (GISS), ha hecho de esta práctica ilícita el comportamiento habitual.

Consiste ello en subcontratar con empresas privadas externas servicios de informática que también presta el personal funcionario, las cuales a su vez suelen subcontratar este servicio, pero cuyo control y dirección es efectuado por el personal funcionario de dicho Organismo tanto en lo que afecta a los funcionarios como a los trabajadores contratados o subcontratados por estas empresas externas.

Esta práctica delictiva -les importa a los responsables ministeriales un bledo las advertencias de las Cortes, y las consecuencias económicas que tiene para el propio Ministerio- resultan especialmente sangrantes en una de sus últimas adjudicaciones: contratan a trabajadores de una empresa denominada INSA para prestar servicios profesionales en el GISS, y ésta, a su vez, subcontrata con trabajadores de otra empresa denominada ALBA TECHNOLOGY, y así todos juntitos con los funcionarios y bajo la dirección y supervisión de los jefes funcionarios realizan el trabajo de informática del Organismo GISS del Ministerio de Empleo.

Esta escandalosa situación, que es consentida, alentada y mantenida por los responsables del Ministerio -con frecuencia y periodicidad se encuentran con Sentencias que condenan a éste por la Cesión Ilegal descrita- se agrava porque a los trabajadores de la subcontratada ALBA, su empresa aparente no les ha abonado el salario de los meses de febrero y marzo 2014 y, con toda probabilidad, tampoco les abonará el de abril, viéndose obligados a continuar realizando sus funciones como si se respetasen sus más elementales derechos, incluido el de supervivencia.

Y a esta situación se llega porque estos trabajadores están llevando a cabo acciones de reconocimiento de derecho a la existencia de  Cesión Ilegal de Trabajadores contra el Ministerio y contra las empresas mencionadas, reaccionando éstas con la amenaza cierta de no pagarles el salario, o pretender regresarles a no se sabe qué puesto si no acceden a firmar un contrato aceptando pasar a una nueva subcontrata que sustituya a ALBA, y todo ello apoyado por el Ministerio que tan brillantemente gestiona Fátima Báñez y que para evitar su responsabilidad directa en tales hechos permite y exige estas prácticas ilegales e ilícitas.

¿Y éste es el Ministerio que se denomina de TRABAJO y EMPLEO? Seguimos con la desvergüenza nacional.

Trabajadores de la GISS subcontratados por Insa llevan tres meses sin cobrar

Etiquetas

,

Alrededor de una veintena de trabajadores y trabajadoras de la Gerencia de Informática de la Seguridad Social (GISS) van camino de los tres meses sin cobrar a pesar de cumplir con su jornada laboral diaria. Resulta especialmente indignante que esto ocurra en el Ministerio de “Empleo” y Seguridad Social, la institución que supuestamente debería velar por nuestros derechos como trabajadores y trabajadoras.

Hasta el momento ninguna de las partes implicadas, GISS, INSA (la adjudicataria del servicio) ni ALBA Technology (empresa subcontratada por INSA) han sido capaces de dar una respuesta digna a la situación que sufren estos trabajadores y trabajadoras. Las tres partes se han limitado a mirar hacia otro lado e intentar pasarle la pelota a otro.

La historia es la siguiente: cada cuatro años salen a concurso una serie de Lotes para prestar servicio en la Administración, en este caso en la GISS. A este concurso se presentan varias empresas, y tras una serie de factores, se van adjudicando los lotes. En el último concurso (2010) INSA ganó uno de estos lotes, concretamente en el que están los y las trabajadoras afectadas, el Lote 1.

Normalmente cuando gana una empresa nueva suele seguir trabajando el personal que ya lo estaba haciendo, INSA se puso en contacto con los y las trabajadoras para informarse de sus condiciones laborales y hacerles una oferta para contratarlos y que así siguieran trabajando en la GISS tal como venían haciendo hasta entonces con la empresa ALBA Technology.

Al final, la negociación se llevó a cabo entre las dos empresas que llegaron a un acuerdo para que las y los trabajadores siguieran trabajando en la GISS pero sin incorporarse a INSA. Es decir, INSA y ALBA firmaron una acuerdo y los y las trabajadoras desempeñaron su trabajo en la Gerencia pero contiunuando en ALBA, que fue subcontratada por INSA. ALBA firmó con INSA un “Acuerdo marco para prestación de servicios estándar”.

A los dos años del concurso, la GISS. se reserva el derecho de renovar o no el contrato a la empresa adjudicataria por otros dos años. Estamos, pues, en 2012 y el contrato fue renovado hasta finales de octubre de 2014.

El caso, y aquí comienza todo, es que ALBA Technology convocó a una reunión a su personal en la GISS a primeros de marzo de 2014 para decirles que había sido embargada por Hacienda, con la que tiene una deuda de un millón y medio de euros, y que no puede pagar las nóminas. Muy amablemente, y haciéndoles un “favor”, ALBA les comunica que ha hablado con INSA y que para que puedan seguir cobrando sus nóminas, les ofrece firmar la baja voluntaria con ALBA y así negociar sus condiciones con una empresa que buscará INSA para que se haga cargo del personal subcontratado en la GISS.

Esa empresa en principio es PSS, quien les llama y les ofrece unas condiciones abusivas: no respeta nada, ni sueldo, ya queles ofrece menos cuantía, ni tipo de contrato,ya que son indefinidos y les ofrecen Obra y Servicio, ni antigüedad en el puesto de trabajo. De la veintena, la mayoría dice que no, y PSS se desvincula del tema.INSA busca una segunda empresa, General Software, quien les llama para ofrecerles lo mismo. Siguen diciendo que no, y éste es el punto en el que se encuentran ahora.

INSA en ningún momento se ofrece a contratarles directamente, a pesar de tener un contrato con ALBA y ser la responsable subsidiaria. La postura de INSA desde el principio ha sido presionar a los y las trabajadoras de ALBA para que firmen con PSS o General Software bajo la amenaza de ser sustituidos/as. De hecho, ya ha habido un pequeño grupo de personas (unos cinco trabajadores) que han cedido ante la presión y han firmado la baja voluntaria con ALBA Technology y un nuevo contrato con General Software, perdiendo así gran parte de sus condiciones, ya que pierden la antigüedad y su contrato pasa de indefinido a contrato por obra.

En ningún caso INSA se ha planteado la subrogación de estos trabajadores y trabajadoras e incorporarlos a su propia plantilla. La GISS tampoco ha ofrecido ninguna salida a la situación a pesar de formar parte del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Mientras, este grupo de trabajadores y trabajadoras van a por su tercer mes sin cobrar.